Pensadas para emprendedores, las sociedades por acciones simplificadas (SAS) están siendo adoptadas por pymes que nacen y por otras que hasta ahora tenían la forma societaria de SRL o SA y que miran al nuevo traje legal porque es más ágil, prevé formas de acceso a financiamiento no bancario y permite una mejor planificación de las firmas familiares.

El costo del trámite incluye el otorgamiento del CUIT para trámites en la AFIP y la publicación en el Boletín Oficial. También, el registro y el otorgamiento de los libros digitales que deben llevar obligatoriamente las SAS: de Actas, de Inventarios y Balances, de Accionistas, IVA Compras e IVA Ventas”, indica Gustavo Policella, del Estudio Policella.

Las SAS también son un instrumento para quienes ya tenían una pyme con una sociedad ya constituida, que observaron un ahorro con respecto al costo que significa mantener actualmente una SA o SRL, dice Policella. En algunos puntos, las SAS tienen amplias ventajas con respecto a los otros tipos societarios. La principal es que puede ser constituida por un solo socio, y para funcionar solo necesita de la participación de otra persona que actúe como director suplente, explica.

Muchos negocios familiares se constituyen o transforman en SAS, ya que su contrato puede prever la prohibición de la transferencia de las acciones por un lapso de 10 años, añade Policella.

Esto permite al padre o fundador de la compañía asegurarse de que ninguna persona ajena pueda incorporarse a la empresa familiar. Asimismo, se puede estipular el ingreso o salida de terceros y familiares. La prohibición de la transferencia de las acciones por un plazo no mayor a 10 años debe adoptarse por el voto favorable del total del capital social.

En el caso de emprendedores que no cuentan con el capital suficiente y no tienen acceso a los bancos, se abre la posibilidad de financiarse a través del Sistema de Financiamiento Colectivo (crowdfunding), plataformas reguladas por la CNV en las que un inversor pone fondos. La Pyme utiliza ese financiamiento y luego comparte parte de las ganancias con el inversor del crowdfunding.

Otra ventaja radica en la forma de realizar las Asambleas y otros actos formales, ya que se prevé la posibilidad de utilizar medios electrónicos que les permitan comunicarse en forma simultanea para reunirse entre sus integrante, comenta Policella. En general, tiene mucha libertad para las reuniones de socios, entre otros puntos, en:

  • Libertad absoluta para establecer los requisitos de quorum y mayorías
  • Pueden ser fuera de la sede social
  • Se admite citación por medios electrónicos
  • Nada de esto es posible en las SRL y SA

Las SAS no pagan la tasa anual de sociedad que exige la IGJ. El capital social está dividido en acciones y no podrá ser inferior a dos salarios mínimos, lo que hoy equivale a $21.400.

 

Sin Garantías

Los administradores de las SAS no tienen obligación de constituir ningún tipo de garantías como en el caso de las sociedades tradicionales, donde los directores y socios deben hacerlo.

La administración estará a cargo de una o más personas humanas, socios o no, al menos una con domicilio en la Argentina, con plazo de mandato determinado o indeterminado. En las SRL y SA la mayoría absoluta debe tener residencia en el país, y en las ultimas el plazo del mandato es de tres años.

 

 

Fuente: www.cronista.com

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El préstamo de capital de trabajo que necesitás.¡SOLICITÁ YA!