La iniciativa surgida en China busca avergonzar a las personas que, en apariencia son solventes, pero poseen compromisos económicos acumulados.

“Un Lannister siempre paga sus deudas”, sostienen los integrantes de una de las familias más poderosas de Game of Thrones, una de las series más populares del planeta. Desde siempre, la contracción de una deuda fue sinónimo de compromiso asumido y su falta de cumplimiento, un acto de deshonra y vergüenza.

En China, donde el control llega a límites extremos, un grupo de programadores diseñó una aplicación que permite al usuario saber si está cerca de personas que adeudan dinero.

La app se contextualiza en la polémica originada a raíz de la nueva política de “crédito social” impulsada por gobierno de ese país asiático. La iniciativa pretende crear una suerte de “vergüenza pública” para las personas que acumulen deudas impagas y que, al menos en apariencia, son capaces de pagar.

Una publicación de China Daily confirma que el país desarrolló la nueva app a la que los ciudadanos chinos tienen la chance de acceder mediante la plataforma de mensajes WeChat, el equivalente asiático de WhatsApp.

WeChat, que cuenta con algunas funciones aún no desarrolladas por la empresa de Mark Zuckerberg –la más usada del año pasado-, mostrará una alarma o advertencia cuando el usuario se encuentre a menos de 500 metros de alguien que sea deudor, creando un mapa de “deudores sin límites”.

El medio estatal de información china evitó confirmar cómo los usuarios de WeChat podrán identificar a los deudores –es decir, si mediante un nombre o una foto-, aunque resaltó que la información estará disponible y al alcance de todos.

La app forma parte del nuevo sistema de crédito social de China, que otorga un puntaje de “confiabilidad” a los ciudadanos basado en cómo se comportan en público o si pagan sus deudas, entre otros aspectos.

Otros ítems para calificar y valuar a los ciudadanos será luego de chequear si publicó noticias falsas en las redes o las horas que pasó jugando videojuegos.

Los ciudadanos que posean una mala puntuación a raíz de este nuevo sistema, actualmente inmerso en una fuerte polémica, aparecerán a modo de ridiculización dentro del mapa de “deudores incondicionales”, entre otros castigos impredecibles como, por ejemplo, la reducción de velocidad de su conexión a Internet, limitar su acceso a buenas casas de estudio o escuelas y, hasta ser expulsado de determinados trabajos.

Para los que se portan “bien”

El sistema también premia a los ciudadanos que realizan buenas acciones o cumplen con sus obligaciones. Por ejemplo, brinda “puntos de crédito” para aquellas personas que donan sangre o realizan trabajos comunales de forma voluntaria.

 

 

 

Fuente: www.infotechnology.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El préstamo de capital de trabajo que necesitás.¡SOLICITÁ YA!