Grandes empresas no podrán rechazar nuevas facturas electrónicas de las Pymes

puente fiscal

 El nuevo régimen permitirá negociarlas en entidades financieras y serán títulos ejecutivos a los 30 días de vencidas. Eliminará los pagos “estirados”

En el proyecto de Ley de reforma de Mercado de Capitales presentado el lunes por el Gobierno en el Congreso define el régimen de Factura de Crédito Electrónica Mipymes, que será obligatorio para estas micro, pequeñas y medianas empresas, en reemplazo de la factura electrónica común que se emite hoy, salvo cuando el comprobante esté dirigido a consumidor final o lo emita un intermediario.

Las empresas grandes no podrán negarse a que la “Factura de Crédito Electrónica Mipymes” sea cedida, transmitida o negociada, situación que se daba en el pasado con otra ley que intentó crear este tipo de instrumento, señala El Cronista.

De este modo, se terminará, por ejemplo, con la práctica de las prepagas y obras sociales de pagar a 90 días las facturas de los prestadores como mínimo, e incluso de muchas multinacionales, que habrían alargado en los últimos seis meses también los plazos de pago a sus proveedores, mayormente pymes, de 30 a 90 días.

Si se aprueba en el Congreso, las pequeñas y medianas empresas,incluyendo a los monotributistas de venta de bienes muebles y de servicios, podrán tomar su factura, luego de inscribirla por Internet en un Registro de Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes que también se crea, e ir a un banco, una financiera o una entidad no financiera y descontar la factura mediante el pago de un interés, que siempre será menor que el actualmente tienen que pagar para financiarse, porque el cobro de la factura a una multinacional es seguro.

Para el banco que tomó la Factura de Crédito Electrónica Mypymes, esta se convierte en un título ejecutivo, por lo que la multinacional o la obra social no tendrán más remedio que pagarla en el tiempo pactado, 45 días, por ejemplo.

Recientemente, la Secretaría Mipyme incluyó en la definición de estas empresas a los profesionales, que antes estaban vedados porque eventualmente pueden tributar por la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias.

En el Registro, los tomadores de las facturas podrán ver datos de su cancelación, rechazo y/o aceptación, y las anotaciones pertinentes, comentó a El Cronista, Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios.

Asimismo, cuando se hubiera convenido un plazo para el pago del precio menor a los 30 días, y vencido el mismo no se hubiera registrado la cancelación o aceptación expresa de la obligación en el “Registro de Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes”, la “Factura de Crédito Electrónica Mipymes”, pasará a constituir “título ejecutivo y valor no cartular” desde el vencimiento del plazo de 30 días corridos a partir su recepción en el domicilio fiscal electrónico del obligado al pago, momento en el cual tendrá un nuevo vencimiento, el cual será de 30 días corridos a los fines de poder ser negociada, dijo Domínguez.

El comprador o locatario no está obligado a aceptar la “Factura de Crédito Electrónica Mipymes” si cancela la misma totalmente, y puede rechazarla dentro de los 10 días de recibida y efectuar la registración en el “Registro de Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes”, en casos de daño de la mercadería; vicios o defectos, divergencias en plazos o precios estipulados, etc.

Las “Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes” pueden ser acreditadas en un Agente de Depósito Colectivo, en cuyo caso circulan como título valor independiente y autónomo y son transferibles, en las formas y condiciones que establezca la CNV.

En estos casos, solo pueden ser canceladas de forma íntegra, mediante transferencia electrónica al Agente de Depósito Colectivo, cuyo CBU o Alias constituye, a todos los efectos legales, el nuevo domicilio de pago.

Fuente: IProfesional

Pymes: cómo afectan las retenciones impositivas que ordena la AFIP

pymes Afip blogLos impuestos nacionales pero también provinciales producen un verdadero ahogo financiero para las empresas. Detalle de lo que está vigente y qué hacer en cada caso.

Desde hace tiempo las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas vienen soportando numerosos adelantos de los diferentes impuestos nacionales que están vigentes. Por un lado, la AFIP ordena retener el Impuesto al Valor Agregado, también el Impuesto a las Ganancias y además exige retenciones sobre contribuciones patronales de Seguridad Social. Pero además, en cada jurisdicción provincial hay adelantos que se ordenan y que en muchos casos superan a las propias tasas del impuesto local sobre los Ingresos Brutos. Esto produce un verdadero ahogo financiero para las empresas, que terminan financiando los gastos que realizan el Estado Nacional y los Estados Provinciales. Los regímenes de recaudación están compuestos por retenciones, que descuentan los clientes al realizar los pagos; además se encuentran las percepciones que incluyen los proveedores en las facturas; y por si esto fuera poco, detrás de cada movimiento bancario se retiene también el Impuesto al Cheque y el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Asimismo, existen adelantos que deben realizarse en el momento de importar bienes; y, en algunos casos puntuales, a pesar que parezca extraño, cuando se exportan mercaderías.

Detalle de lo que está vigente y qué hacer en cada caso:

En el Impuesto al Valor Agregado son agentes de retención aquellos que han sido designados por la AFIP. Las retenciones que se efectúan, sobre el importe neto gravado, son las siguientes: 50% de la tasa del Impuesto para las operaciones de compraventa de bienes muebles; 80% del IVA en las prestaciones de servicios y por las locaciones de obra. El 100% del IVA se retiene en los casos que el sujeto que sufre el descuento registra algún incumplimiento; o en las operaciones iguales o menores a $ 24.000, cuando el agente obligado a efectuar la retención fuera netamente exportador. No corresponde practicar retención cuando el importe a retener resulte igual o inferior a $ 400. La AFIP permite tramitar la exclusión en los regímenes de retención y de percepción del Impuesto al Valor Agregado, del mercado interno y por las importaciones de bienes. No pueden tramitar la exclusión los sujetos obligados a emitir comprobantes clase “M”.Tampoco se podrá Interponer la solicitud con una antelación mayor a 30 días corridos a la finalización de la vigencia de un certificado anteriormente otorgado. El certificado es por el 100% del impuesto y rige por 6 meses. Se tiene que tramitar desde la página Web de la AFIP, utilizando para ello la clave fiscal asignada. Para los importadores la exclusión llega hasta un 50%.

Los principales requisitos para iniciar el trámite son:

1) Tener actualizada la información respecto de la actividad económica y el domicilio fiscal.

2)  Haber cumplido con la presentación de las declaraciones juradas impositivas y previsionales, correspondientes al último año y no registrar deuda ante la AFIP.

3) Poseer saldo de libre disponibilidad, que surja de la última declaración jurada del IVA que debe ser equivalente, como mínimo, al 20% del promedio del impuesto determinado en las declaraciones juradas del último año.

4) Poseer el C.A.I. vigente de las facturas al momento de presentación de la solicitud.

5)  Haber cumplido, de corresponder, con la obligación de presentación de la declaración jurada del régimen de información de participaciones societarias.

Adicionalmente la AFIP establece que los contribuyentes designados, tienen que efectuar la percepción del 3% del Impuesto al Valor Agregado sobre las operaciones de venta, excluidas las de bienes de uso, y en las locaciones y prestaciones gravadas. Corresponde efectuar la percepción únicamente cuando el monto de la misma supere $ 60.

Para el Impuesto a las Ganancias no hay designación como agente de retención por parte de la AFIP, sino que tienen que actuar como tales todos aquellos contribuyentes que efectúen pagos mensuales que superen los mínimos previstos en la Resolución de AFIP 830. La mecánica de liquidación obliga a que los pagos se acumulen al mes, para que se comparen con los mínimos vigentes.

Algunos puntos importantes a tener en cuenta en este régimen de retención son:

– Reintegro de gastos: cuando se facturen estos conceptos no corresponderá practicar la retención, siempre que se demuestre que la operación se realizó por cuenta de terceros y se constate que, si hubiera correspondido, se han efectuado las retenciones en el momento del pago original.

– Cuando se utilicen cheques de pago diferido para abonar una factura, el cálculo de la retención tiene que hacerse en el momento del pago y el ingreso a la AFIP se puede trasladar al momento del débito efectivo del cheque. Como fecha límite del depósito de la retención se establece el cuarto mes de la fecha de emisión del comprobante.

– Cuando haya imposibilidad de efectuar la retención (pagos en especie, compensación de saldos, etc.) el beneficiario del pago deberá ingresar un importe equivalente a la suma no retenida. Además, el agente de retención que no pudo actuar como tal debe dejar constancia del hecho en el aplicativo SICORE, tildando la opción “imposibilidad de efectuar retenciones”.

– Cuando en un comprobante figuran dos conceptos sujetos a retención, en la oportunidad del pago se calculará la deducción considerando los mínimos y alícuotas que les corresponda a cada uno de ellos. Si no surge discriminación en el comprobante se tiene que aplicar un solo mínimo utilizando la alícuota que como resultado dé el mayor importe.

– En los casos de prestación de servicios o de locación de obra, si el que cobra es una sociedad se le aplica la tasa del 2% sobre el monto que supere $ 30.000. En cambio si el que cobra es un sujeto individual, que no está organizado en forma de empresa, sufre mayores retenciones, porque se le aplican en los pagos que superen $ 7500 alícuotas progresivas que llegan a un importe fijo con más de hasta el 30%.

Para la obtención del certificado de exclusión, del 100%, de retención de Ganancias, con una vigencia anual –  el trámite se efectúa por Internet, desde la página Web de la AFIP. No pueden tramitarlo los que inician actividad y no hayan transcurrido dos trimestres calendarios; los que se encuentran obligados a emitir comprobantes clase “M” y los que están inhabilitados a solicitar el beneficio de exclusión de retención/ percepción de IVA.

Los requisitos formales para realizar el trámite de Ganancias son los mismos que se precisan para pedir la exclusión en el IVA. El trámite se efectúa usando un programa aplicativo y enviando la información desde la página Web de la AFIP.

Exclusiones especiales para las Pymes: Para solicitar el certificado de no retención del IVA de una Pyme registrada como tal en la página de la AFIP y con certificado vigente, hay que ingresar con Clave Fiscal al servicio “Certificados de Exclusión Ret/Percep del IVA y Certificados de Exclusión Percep del IVA – Aduana” y seleccionar la opción “Solicitud de Certificado de Exclusión de Retención y/o Percepción del Impuesto al Valor Agregado (CNR PYME)”. Las Micro Empresas, según el monto de facturación, podrán hacerlo cuando las declaraciones del  IVA arrojen un saldo de libre disponibilidad durante 2 períodos fiscales consecutivos anteriores al pedido. Quedan fuera de este beneficio especial las empresas que desarrollen actividades de la construcción y minería. Las Pequeñas y Medianas Empresas Tramo 1, tienen el mismo requisito que las “Micro Empresas” y además deben poseer un saldo de libre disponibilidad en la última DDJJ de IVA vencida a la fecha de la solicitud, equivalente como mínimo al 10 % del promedio del impuesto determinado en las declaraciones de los últimos 12 períodos fiscales. Están exceptuadas del beneficio las personas humanas que desarrollen actividades en el sector de servicios.

También existen regímenes especiales para los “contribuyentes de segunda”. Los que emiten facturas “M” sufren la retención de todo el IVA facturado y del 3% del Impuesto a las Ganancias, cuando el valor neto de la operación supera $ 1.000.

Por otro lado, también se encuentran vigentes diversos regímenes de retención y percepción de contribuciones patronales, que tienen que cumplir las empresas que contratan servicios relacionados con determinadas actividades. Además existe un régimen general de retención de seguridad social en el que deben actuar como agentes de retención, los contribuyentes que fueron designados previamente por la AFIP como agentes de retención de IVA.

Los principales regímenes de retención de contribuciones patronalesafectan a las siguientes actividades: empresas constructoras, contratistas y subcontratistas; empresas prestadoras de servicio de limpieza de inmuebles; empresas de seguridad; empresas de servicios eventuales y también a los autónomos que les retienen las empresas cuando le pagan a sus directores y gerentes; a pesar que esta resolución se encuentra desactualizada. Además existe la percepción de contribuciones de seguridad social del 14%. Están obligadas a percibir las empresas emisoras de vales de comida. Todas se ingresan mediante el aplicativo de Seguridad Social. Las actividades de construcción, servicio de limpieza, vigilancia y las que están alcanzadas por el régimen general pueden solicitar la exclusión de las retenciones cumpliéndose los requisitos que exige la AFIP.

El comercio exterior también se encuentra afectado por los adelantos impositivos. En el momento de importar un bien, además del IVA general que alcanza al bien, la Aduana retiene lo siguiente:

1) Percepción de IVA: 20%, cuando el bien está alcanzado por la alícuota general y 10% cuando es la tasa reducida.

2) Retención Impuesto las Ganancias del 6%. Ninguna de las percepciones se aplica si se importan bienes de uso.

También a algunos exportadores les alcanzan los descuentos impositivos. Son los que se verifica que el destino definitivo de los bienes difiere de los lugares en donde se encuentran domiciliados los importadores del exterior a quienes se les factura la exportación. En esos casos se aplica la percepción del 0,50% y en los casos que sean países no cooperadores la tasa se eleva al 1,5%. En los casos de importación de servicios, en donde no existe Aduana, los importadores están obligados a ingresar el impuesto para luego descontarlo de su declaración de IVA.

No finaliza el detalle de los adelantos impositivos, restan las retenciones que hacen las tarjetas y los otros regímenes vigentes; toda esta telaraña constituye sin dudas un exceso de anticipos que exige el Estado a los contribuyentes, a cuenta de los impuestos definitivos que se tengan que pagar. Los regímenes de recaudación correspondientes a los impuestos provinciales y los mecanismos que existen para exceptuarse de esos adelantos serán temas para una próxima nota. Seguramente el lector siente que la descripción realizada es dificultosa de entender y a la vez tediosa, pero Adam Smith – en el siglo 18-  alguna vez dijo que los contribuyentes deberían conocer y entender qué impuestos pagan y adónde va la plata que de ellos se recauda.

Fuente: Cronista.com (José Luis Ceteri)

Prorrogan por un año el régimen que otorga beneficios a la contratación de trabajadores

6094_jojo

Foto: Jorge Triaca / Fuente: Ambito

El Gobierno prorrogó por un año la vigencia del “Régimen de Promoción de la Contratación de Trabajo Registrado”, que reduce las contribuciones a la seguridad social de las empresas que tomen nuevos empleados.

La decisión quedó establecida en un decreto publicado este viernes en el Boletín Oficial.

“Prorrógase desde el 1° de agosto de 2017 y por el término de doce meses el plazo establecido en el artículo 30 de la Ley N° 26.940”, según el texto oficial, que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete Marcos Peña y del ministro de Trabajo Jorge Triaca.

El Poder Ejecutivo recordó que la N° 26.940 creó ese Régimen, estableciendo para su acogimiento un plazo de doce meses “contados a partir de la fecha en que las disposiciones de la ley tengan efecto”.

Además, puntualizó que el artículo 30 de esa Ley estableció que los beneficios comprendidos en el Régimen pueden ser prorrogados por el Gobierno.

“Se ha comprobado la continuidad e incremento en la utilización de los beneficios otorgados de la mencionada ley desde su entrada en vigencia, aumentando las posibilidades de la contratación regular de los trabajadores”, según el decreto.

Por ese motivo, la Casa Rosada aclaró que “persistiendo las razones que dieron origen al dictado del Decreto N° 946 del 18 de agosto de 2016, corresponde prorrogar la vigencia de lo dispuesto en el artículo 30 de la Ley N° 26.940, desde el 1° de agosto de 2017 por el plazo de doce, a fin de posibilitar la continuidad de los beneficiosos efectos que la implementación de la mencionada ley generara”.

El beneficio dispuesto por esta Ley consiste en una reducción de contribuciones patronales de la Seguridad Social para los empleadores que tengan hasta 80 trabajadores, por el plazo de 24 meses contados a partir del inicio de una nueva relación laboral por tiempo indeterminado.

Alcanza a las contribuciones patronales establecidas en el régimen general, como el Sistema Integrado Previsional Argentino, el Fondo Nacional de Empleo, el Régimen Nacional de Asignaciones Familiares y el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios.

No están comprendidas las contribuciones al Sistema de Obras Sociales ni las cuotas destinadas a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo.

 

Fuente: https://goo.gl/uVwmCU

Más repercusiones sobre nuestra colaboración con Bind

mas beneficios

 

 

Compartimos la nota de Mercado sobre nuestra alianza con el Banco Industrial.

Bind y Moon Money Online se integran con el fin de ofrecer un producto de valor agregado e impulsar a las pequeñas y medianas empresas como motores de la economía del país, apoyando su crecimiento y desarrollo a través de préstamos online de capital de trabajo.

Grupo Bind liderado por su CEO Andrés Meta, desarrolló un programa de Co-innovación Fintech, donde apoya al mundo emprendedor, a través del desarrollo de oportunidades de negocios. De manera colaborativa, se compromete con proyectos innovadores de los sectores de Banca y Servicios Financieros, para alcanzar metas conjuntas.

Moon Money Online es una fintech que consolidó su producto de préstamos online de capital de trabajo en el segmento de micro-pymes ayudando a sus clientes a hacer crecer sus negocios. La startup fue elegida para participar del Programa de Co-Innovación lanzado por Grupo Bind.

De esta forma, el financiamiento a través de la colaboración “Bind-Moon Money Online” ofrece la oportunidad para la construcción de un historial crediticio que permitirá al usuario de Moon acceder a mejores servicios bancarios y financieros en un futuro.

 

Fuente: https://goo.gl/F4Yus4

Los bancos avanzan sobre el negocio online

alianza circulo

 

Los bancos están acelerando su avance sobre el negocio online, tratando de no quedar fuera de carrera. El último en dar un paso en este sentido fue el Grupo BIND (Banco Industrial), que había lanzado un programa para convocar a start-ups y ahora eligió a MOON Money Online para integrarse y ofrecer préstamos a las PYME.

BIND se convirtió así, según informó en un comunicado, en “el primer banco en implementar un proyecto de colaboración con una Fintech (una firma tecnológica enfocada a las finanzas)”.

El Grupo BIND, liderado por su CEO Andrés Meta, había desarrollado un programa de co-innovación Fintech para apoyar a emprendedores, a través del desarrollo de oportunidades de negocios. Y MOON Money Online -una Fintech que ofrecía préstamos online de capital de trabajo para micro- fue elegida para participar del programa.

“De esta forma, el financiamiento a través de la colaboración BIND-MOON Money Online ofrece la oportunidad para la construcción de un historial crediticio que permitirá al usuario de MOON acceder a mejores servicios bancarios y financieros en un futuro”, indicó BIND en un comunicado.

Alejandra Rodríguez, gerente de Innovación del BIND, explicó: “El Programa de co-innovación está permitiendo a BIND incorporar al porfolio de servicios del banco una solución de préstamos online innovadora que generará sinergias para el banco, para nuestros clientes, para el startup, y los potenciales clientes que ahora pueden acceder a créditos más robustos con el apoyo del banco. Teníamos como objetivo lograr el éxito con, al menos una startup antes de fin de año. Pero como trabajamos para superarnos día a día, estamos buscando concretar nuevos acuerdos con otros tres proyectos con los cuales estamos avanzando de manera muy interesante dentro del Programa: Albor Agro, Bitex y PayPerTic”.

Según contó Mario López, CEO de MOON Money Online, su propuesta de préstamo resuelve la solicitud de al menos el 10% de los clientes que las realizaban. “Con el acuerdo con BIND ahora podemos ofrecer préstamos de mayor monto, plazo y nuevas condiciones para aquellos que lo necesiten”.

 

Fuente Clarín: https://goo.gl/o9Xvej

La colaboración es el camino a seguir para los bancos y las fintech

placa

En noviembre de 2016, una nota publicada en el suplemento económico del diario La Nación reflejaba la emergencia de un debate sobre la relación entre los bancos y las fintech en Argentina. Se titulaba “Bancos desorientados ante el avance de las fintech” y hacía hincapié en el temor de las entidades financieras tradicionales frente a los cambios digitales.

Menos de ocho meses después, en el mismo periódico, un artículo más extenso que aquella nota parece sentenciar la discusión: “Fin de la rivalidad: la mitad de los bancos ya tiene un socio digital”.

El cambio cultural es notable. La percepción de competencia –incluso de competencia desleal– se está transformando en una percepción de oportunidad. Los bancos ya no le temen a las fintech. Por el contrario: utilizan sus desarrollos tecnológicos, las incluyen a sus modelos de negocio y hasta crean las suyas propias.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) no solo dio el visto bueno desde el aspecto regulatorio, sino que sus autoridades recomiendan públicamente estas alianzas. Se trata de una perspectiva complementaria: según el BCRA, las compañías fintech cumplen un rol clave para fomentar la inclusión financiera, ofreciendo servicios más accesibles para empresas y consumidores a través de sus desarrollos innovadores.

En este contexto, la alianza entre BIND Banco Industrial y MOON Money Online bajo el “Programa de Co-Innovación Fintech” es un claro ejemplo de cómo un banco decide adoptar la transformación digital para crecer y mejorar sus servicios de forma eficiente. En este caso, ambas partes colaboran para ofrecer un financiamiento adaptado a los tiempos y necesidades de micronegocios, pequeñas y medianas empresas.

Lo innovador de este servicio es su gestión online, simple, rápida y segura. Al solicitar un préstamo en bind.moonmoneyonline.com, se crea un usuario en MOON mediante el cual se conectan las cuentas online que se utilizan para el desarrollo del negocio (MercadoLibre/MercadoPago, Colppy, GESU) y se completa el legajo digital con información del mismo.

El proceso de solicitud online está diseñado para dar respuesta inmediata en función a la información obtenida. Es decir que, cuanto más información del negocio tenga MOON mediante la conexión de cuentas online y/o la carga del legajo digital, mejor se podrá evaluar la solicitud de préstamo.

La oferta de financiamiento consiste en préstamos de capital de trabajo otorgados por MOON, que van desde $50.000 a $1.000.000, por un plazo de hasta 270 días. Sus cuotas pueden ser semanales o mensuales y el desembolso en cuenta bancaria o en MercadoPago, según las condiciones aprobadas para el otorgamiento.

Los beneficios de esta iniciativa son evidentes:
• Una solicitud rápida, simple y online sin moverse del lugar de trabajo
• Disponibilidad de fondos en 48hs hábiles luego de la aceptación del préstamo
• Una propuesta personalizada en función al desempeño del negocio y proyección futura del mismo

Pero eso no es todo: la colaboración entre BIND y MOON es una oportunidad única para la construcción de un historial crediticio que permitirá a los negocios acceder a mejores servicios bancarios y financieros en un futuro.

En definitiva, nos encontramos frente a una alianza pionera en los servicios financieros del país basada en las necesidades de los clientes actuales, que demuestra el potencial del modelo colaborativo entre los bancos y las fintech para la innovación financiera en Argentina.

Préstamos online, también para las pymes

Según datos de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), siete de cada diez Pymes no logran obtener financiamiento bancario. Sobre la necesidad de acercar a las Pymes a los prestamos online opinó para Télam Mario López, co fundador y CEO de MOON Money Online.

Mario López

Por Mario López

Según datos de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), siete de cada diez Pymes no logran obtener financiamiento bancario. Dentro de esta coyuntura, y luego de un año de operaciones, vemos que el mercado de los préstamos online tiene una incipiente oportunidad de crecimiento. ¿Por qué? Podemos mencionar tres razones. La primera es que los micronegocios y las Pymes tienen una necesidad enorme de financiamiento. Dentro de este segmento, son muchos los que están dispuestos a pedir un préstamo, sobre todo en el caso de los negocios que nacieron con ADN digital.

La segunda tiene que ver con el cambio en el comportamiento y en la experiencia de usuario que significa solicitar un crédito en forma digital. En unos pocos segundos el solicitante puede saber si le otorgan o no el préstamo, o bien si necesita proveer mayor información, sin necesidad de abrir cuentas, ocasionar gastos de mantenimiento, burocracia o papeleo. De esta manera, se optimiza el tiempo de todos y ayuda a que las Pymes o los micronegocios no se autoexcluyan a la hora de pedir financiamiento.

La tercera está vinculada con la integración tecnológica y las nuevas fuentes de datos, evolucionando desde una foto antigua a una película que nos muestra la situación actual del usuario, su historia y detalles no sólo de su negocio sino también de las personas responsables. Este conocimiento permite adaptar los préstamos a la dinámica del negocio, minimizar el riesgo y por ende adaptar las tasas, así como también tener información del negocio durante el otorgamiento del préstamo digital.

La conjunción de estas tres razones, nos dan motivos para ilusionarnos y pensar que dentro de cinco a diez años este mercado va a ser enorme, ya que prevemos que la mayoría de las operaciones de solicitud de crédito se van a realizar online, y van a ser tan naturales como nos resulta hoy en día sacar un pasaje de avión por Internet, realizar la reserva de un hotel, o utilizar la banca móvil, operaciones en general que hace diez años aún no tenían una adopción masiva.

¿Y por qué acercar herramientas financieras a las Pymes? El crédito a individuos es un segmento bastante explotado actualmente en el mundo, también con inmensas potencialidades. Desde lo más tradicional, como es una tarjeta de crédito, hasta startups Fintech que se ocupan de ofrecer esta solución en forma digital. El mercado de préstamos de capital de trabajo tiene muchos menos jugadores y un público con necesidades insatisfechas. El fin esencial es contribuir a que las Pymes, que representan más del 90 por ciento de las empresas, crezcan y se consoliden, motorizando también así la economía argentina y creando un círculo virtuoso de productividad, empleo y crecimiento.

(*) Co fundador y CEO de MOON Money Online (plataforma online de préstamos a PyMes).

 

FUENTE TELAM // Link Nota https://goo.gl/6bwhGA Moon_marketing__FB

 

EL GOBIERNO BUSCA QUE LAS EMPRESAS PUEDAN EXPORTAR POR CORREO Y CON MENOS TRABAS

SEGÚN BRAUN, UN PROGRAMA QUE ELIMINARÍA PASOS BUROCRÁTICOS Y FUNCIONARÁ SOBRE UNA PLATAFORMA ONLINE PODRÍA VER LA LUZ EN LOS PRÓXIMOS DOS MESES. APUNTAN A PYMES, SOBRE TODO BODEGAS PERO TAMBIÉN PEQUEÑAS INDUSTRIAS DE ALTO VALOR AGREGADO. 

 

El Secretario de Comercio, Miguel Braun, confirmó a Infotechnology en una entrevista exclusiva publicada en el número de mayo, que desde el gobierno planean la creación de un régimen de exportación simplificada por courier pensado para las Pyme. “Estamos dando los últimos detalles con la Aduana y la AFIP para aprobar un programa de exportación simplificada vía courier. Esto les permitirá a las Pyme exportadoras, aprovecharla tecnología para no tener que pasar por todos los procedimientos burocráticos de exportación y hacerlo de manera directa”, afirmó Braun.

El proyecto está pensado para impulsar hacia el exterior a, por ejemplo, pequeñas bodegas, pero también a industrias incipientes que producen maquinaria de alto valor agregado, como también así productos tecnológicos. “Por ejemplo, una Pyme que diseña un mainframe especial o sensores médicos, que puede mandar a una empresa en Japón”, ejemplificó el funcionario.

Leer más: ¿Se acabó la fabricación IT en Tierra del Fuego?

De acuerdo a Braun, el plan podría lanzarse de dentro de los próximos dos meses. “Cualquier courier autorizado va a poder inscribirse al sistema y gestionar directamente las exportaciones de las empresas que se adhieran a ese régimen”, especificó. El sistema estará montado en una plataforma online para que sea simple y se reduzcan los pasos burocráticos al mínimo.

 

DJAI y SIMI: antes y ahora

Por el momento, está funcionando el sistema SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), que reemplazó en los últimos días de 2015 al criticado sistema de las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) implementado en 2012 por el entonces Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. La primera etapa de este nuevo mecanismo burocrático para importar productos e insumos es idéntica a la del DJAI: el formato de presentación de los datos solicitados, los estados posibles la solicitud (oficializada, salida -o aprobada-, anulada,  observada -o rechazada- y cancelada), los organismos que intervienen y los sujetos alcanzados son prácticamente los del sistema anterior.

Sin embargo, las críticas a las DJAI comenzaban en el segundo paso: estas regían para todos los productos y, en la práctica, la demora en salir hacía que la solicitud se venciera. Era una manera indirecta de desincentivar las importaciones y así limitar la salida de dólares en aquel contexto de escasez de divisas.

Por su parte, el SIMI rige sólo para 1.390 posiciones arancelarias, menos del 10% de todas las posiciones. Antes, con las DJAI, antes de hacer cualquier compra había que pedir autorización, mientras que ahora hay un monitoreo: se regresó a un régimen de Licencias Automáticas y No Automáticas similar a las que había antes del cepo y las restricciones a las importancias. Las No Automáticas aplican para aquellos productos sensibles para la industria nacional.

Leer más: Ahora sí: vuelve el “puerta a puerta” para las compras en el exterior

En el caso de las Automáticas, el plazo máximo de evaluación es de 72 horas, con una extensión de hasta 10 días para casos puntuales. Una vez otorgada la licencia, el plazo para concretar la operación es de 180 días sin posibilidad de prorroga para las automáticas y de 90 días para las No Automáticas (cuyo plazo de aprobación es de hasta 60 días).

A diferencias de lo que sucedía con las DJAI, con el SIMI se puede pagar por adelantado sin necesidad de que esté aprobada, lo que agilizan los tiempos. De cualquier manera, entre los importadores critican la rigidez del sistema actual respecto al de otros países. Es decir, los precios o las cantidades no pueden variar luego de ser consignadas. Otro problema es que si en el mismo container hay productos correspondientes a Licencias Automáticas y No Automáticas, los primeros no se pueden descargar hasta que no estén autorizados los segundos.

 

FUENTE : INFO TECHNOLOGY  https://goo.gl/dEAzNo

 

Cómo abrir una empresa en un día

 

Con la ley 27.349, sancionada recientemente, se inicia una nueva etapa para la creación de sociedades en la Argentina. El Poder Ejecutivo tiene 60 días para reglamentarla y se estima que tendría aplicación práctica a partir del próximo mes de junio.

 

Con la nueva ley 27.349 sancionada el pasado 29 de marzo, y el decreto 252 publicado hace unos pocos días (el 12 de abril), se inicia una nueva etapa para la creación de sociedades en la Argentina, que a simple vista pareciera ser mucho mas dinámica y flexible, acompañando la idea de favorecer y canalizar las nuevas inversiones a través de la creación de nuevas empresas.

El Poder Ejecutivo tiene 60 días para reglamentarla y se estima que tendría aplicación práctica a partir del próximo mes de junio.

Hasta hoy era impensado el poder crear una sociedad que estuviera operativa y en condiciones de funcionar en menos de un par de meses. En el camino, quienes querían emprender perdían dinero, clientes y oportunidades. Y también ganas, energía y confianza en el país, especialmente cuando se trataba de nuevas inversiones extranjeras, dado que para poder obtener la registración de los socios no residentes (CDI) realmente se volvía una verdadera odisea. Ahora se plantea su obtención en solo 24 horas desde su presentación vía WEB o presencialmente en las dependencias.

Actualizar los modelos

Los modelos existentes de tipos societarios para iniciar un negocio habían sido creados casi 30 años atrás, y para algunos negocios ya no resultaban atractivos a la hora de ponerse a pensar en nuevos emprendimientos. Sobre todo ocurre esto en un mundo tan dinámico y globalizado, de manera tal que el índice de nacimiento de empresas nuevas venía siendo muy bajo.

Cuando inversores extranjeros consultaban por los plazos de creación de una sociedad en nuestro país, no podían entender la burocracia que tenían que enfrentar frente a otros países donde el trámite solía resumirse a no más de un par de días como máximo.

Una empresa en un día

La principal novedad que introduce la mencionada normativa es que los emprendedores podrán crear empresas en menos de un día. La prueba del domicilio fiscal que suponía un escollo muchas veces insalvable ya no será necesaria y podrá acreditarse dentro de los 12 meses de creada la SAS.

Además se establece la idea de incursionar en la digitalización de la información, tanto a niveles registrales como de los estatutos y poderes.

Por otra parte, y no menos importante, se creará un procedimiento de transformación para aquellas sociedades anónimas S.A. que quieran convertirse en S.A.S.

Las SAS pueden tener un único socio, con un capital inicial de dos salarios mínimos, vitales y móviles (equivalente a aproximadamente. $ 16.120).

Este nuevo modelo de tipo societario, ya en funcionamiento junto con la Ley de Fomento a la Pymes, facilitará el start up de nuevos negocios y con un financiamiento como el que prevé la ley de emprendedores, será el puntapié inicial para un cambio de paradigma.

 

FUENTE : https://goo.gl/VrfO4m 

 

Las Pyme deben recategorizarse antes del 31 de mayo

Para acceder a los beneficios de la ley, quienes se inscribieron antes de marzo tienen que realizar el trámite ante la Afip.

Las micro, pequeñas y medianas empresas que tramitaron su certificado Pyme antes del 28 de febrero de 2017, tienen que recategorizarse antes del 31 de mayo próximo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) y el Ministerio de la Producción recordaron que a fin de este mes termina la vigencia de esos certificados. Por esa razón, las empresas deben realizar este trámite, necesario para seguir gozando de los beneficios que prevé la ley Pyme.

El tratamiento impositivo especial de las Mipymes comprende:

  • Exclusión en el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta desde los ejercicios que cierren a partir del 1 de enero de 2017.Diferimiento en el pago del IVA.
  • Computar hasta el 100 por ciento del Impuesto al Cheque a cuenta de Ganancias (micro y pequeñas empresas) o hasta el 50 por ciento (industrias manufactureras medianas -tramo 1).
  • Exclusión de la retención de Ganancias e IVA en las operaciones con tarjeta para las micro empresas del sector comercio .
  • Tomar el 10 por ciento de las inversiones a cuenta de Ganancias.
  • Utilizar los saldos a favor de IVA por inversiones productivas como crédito fiscal.

• FUENTE: Diario La Voz / https://goo.gl/2T26RE

Moon_mayo_junio__miercoles 1